viernes, 16 de septiembre de 2011

Bizcocho de piña


Un bizcocho como el de toda la vida. Eso es básicamente esta receta aunque bien es verdad que va un poco adornado y que la mayor dificultad puede ser el realizar el caramelo y que no se queme. Por lo demás es un postre muy curioso y que puede adornar una mesa o constituir un regalo muy aparente.

Ingredientes:
  • 3 vasos de harina (aproximadamente 300 gramos)
  • 2 vasos azúcar (aproximadamente 200 gramos) más otro para el caramelo
  • 1 vaso de aceite vegetal
  • 1 yogur natural
  • 4 huevos
  • 1 sobre de levadura
  • Piña en rodajas
  • Caramelo
Preparación:

Mezclamos en un cuenco el yogur natural, el aceite, el azúcar (dos vasos) y los huevos. Añadimos a la mezcla la harina y la levadura que habremos tamizado previamente. Batimos todo bien hasta que quede una masa homogénea y dejamos reposar.

Mientras tanto realizaremos el caramelo vertiendo en una sartén el otro vaso de azúcar y un chorrito de agua. Poner a fuego suave e ir removiendo hasta que se vaya haciendo. Cuando comience a tomar un color tostado tener cuidado ya que si el fuego está demasiado fuerte se quema rápido. Una vez hecho y aprovechando que aún está líquido ponerlo en el fondo de un molde y extenderlo para que lo cubra todo. Una vez extendido colocar las rodajas de piña.

Vertemos toda la mezcla reposada en el molde y lo metemos en el horno precalentado a 250 grados. Bajamos la temperatura a 180 y lo dejamos durante unos cuarenta minutos o hasta que al pinchar con un palillo salga limpio (como cualquier otro bizcocho). Dejamos enfriar y desmoldamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario